miércoles, 16 de septiembre de 2009

Returns

Las primeras nubes y las primeras aguas de septiembre sobre nuestros tejados (lo cual me recuerda también que tengo que hablar de María Villalón y su maravillosa canción) traen siempre consigo la sensación de comenzar un nuevo curso en este ciclo vital. Sensación que a veces es real, pues algo nuevo comienza, y a veces es puro espejismo, pues las cosas se quedan como están, simplemente que acontecen alrededor de una manga larga. Sea como sea, para muchos atrás quedó ya el verano (aunque aún coleen días playeros, bermudas y ganas de callejeo), así que un servidor ha decidido dejar de preocuparme por el bronceado y los gintonics y retomar la actividad internauta. Comienza lo verdaderamente importante: ¡¡hay modelitos que comentar!! Ja, ja, ja.
Algo así como un “click” sonó en mi cabeza cuando ese descarado Jorge Javier Vázquez (sí, lo confieso, de vez en cuando veo “Sálvame” porque soy admirado confeso e incondicional de Mila Ximénez) pedía el Ondas para todo su equipo, por ser el programa revelación del año. Razón no le falta si nos fijamos en las audiencias, aunque me temo que lejos está J.J. y su circo ambulante de recoger elogios, más bien todo lo contrario, y ese es precisamente parte del motivo de su éxito. El caso es que ciertamente comienza la cuenta atrás para los mejores momentos del año: los premios y, con ellos, las alfombras rojas. Y, seamos sinceros, todos lo saben y la maquinaria del “chou bisnes” trabaja de cara a ellos. Ya hay quinielas para los Oscar (como lo oís, ya hay películas que parten como favoritas aún antes de estrenarse) y hoy mismo nuestra Academia ha elegido a las tres películas elegidas para optar como candidata a “Mejor película de habla no inglesa” representando a nuestro país (sorprendentemente Almodóvar no está entre las finalistas, lo cual me indigna, ya que ahora no sólo los abrazos serán los rotos, sino también cualquier posibilidad de optar de nuevo por la estatuilla, pero ese es otro tema); los Ondas (con “Sálvame” o si él) se darán a conocer el mes que viene; nuestros directores sacan sus armas para entrar en el plazo de los Goya (Coixet, Amenábar, Trueba, Sánchez Arévalo...) y los Emmy, a la vuelta de la esquina, ya tienen nominados y un largo etcétera de galas que decorarán nuestra temporada otoño-invierno como si de bolas de nieve se tratara. Así que todos los “photocall” preparados y las alfombras a punto.
Los primeros en estos de los premios, cómo no, son los americanos, que a ellos les gusta una fiesta y una gala más que a un tonto un lápiz. Así que ya hemos visto las imágenes de los “MTV Video Music Awards”, osea, la gala donde la más conocida cadena de música del planeta premia a los mejores videos musicales del año. Esto de los premios MTV es un lío en el que nunca me aclaro, la verdad, entre los MTV Awards, los MTV Latinos, los MTV Europe, los MTV Films Awards... ¡¿pero cuántos premios dan estos?! ¡¿Y quién tuvo la idea de que la estatuilla fuera ese horrendo astronauta al que llaman “Moonmen”?! ¿Dónde se pondrá eso...? El caso es que el pasdo domingo en Nueva York se celebró una fiestuki por todo lo alto. Normalmente paso de los MTV, sinceramente, y más de una sub-gala dedicada exclusivamente a los vídeos, ¡¡pero es que este año han pasado una de cosas...!! y claro, no me he resistido a hablar de ello. Además, ¿qué mejor manera de quitar el cartel de “Cerrado por Vacaciones” de mi Blog?

Empecemos por el principio, porque la gala estuvo llena de jugosas sorpresas. El primer shock (¡uy, shock!) nos lo llevamos ya en la alfombra roja cuando descubrimos que Shakira, mi adorada colombiana de voz gutural que este año ostenta el honor de sacar la canción más fea del año, y Pink, la chica que puso a parir a su ex-marido con un single y luego se presenta de su brazo como si nada (al menos el tema es bueno) ¡¡llevaban el mismo modelito!! Esa es una de las situaciones en las que una mujer se ríe mientras no para de pensar “tierra trágame” o “pero a mi me queda mejor, qué se habrá creído ésta”. Las chicas, todo hay que decirlo, lo llevaron bastante bien y hasta posaron juntas demostrando ese sentido del humor tan natural... sobre todo cuando hablamos de una estrella rodeada de fotógrafos en uno de los eventos del año. Algún estilista se llevaría una buena bronca seguro. Al menos no las aconsejaron igual en el peinado (afortunadamente para ella, pensará Shakira, aunque el modelito le queda infinitamente mejor a Pink).

A estas alturas nadie duda de Beyoncé es la mujer del año (como así la han elegido numerosas publicaciones). Ella lo hace todo (menos privarse de bollos), y lo peor es que bien. Este año ha tenido un taquillazo U.S.A., en el papel de una inocente esposa que defiende con uñas y dientes lo que es suyo (osea, su marido), un disco con nombre propio (su verdadero nombre para más señas) que se convirtió en éxito de ventas a los pocos días de salir al mercado y que además es doble, porque tenía muchas cosas que contar la mujer y en estos tiempos de crisis se agradece eso del 2x1. El disco nos trajo también un video que lideró la primera semana la lista de los más descargados en Youtube y que ha dado la vuelta al mundo dejando a todos boquiabiertos con esa forma de moverse de la que sólo ella es capaz. Ahora ha sido elegido como el mejor del año (y porque no habrán visto su versión doblada de “Paco, Paco” que sino se quedan muertos). La elección no puede ser más acertada. Un video aparentemente sencillo con una coreografía impecable y una elegante y maravillosa realización. No se puede pedir más. Fue Beyoncé, por lo tanto, la protagonista de la noche, junto a Lady Gaga, ya que ambas consiguieron tres de los galardones a los que estaban nominadas. Pero de Lady Gaga hablaremos luego, que ella es un caso aparte. Beyoncé, además, se ganó a los asistentes con un gesto que la honra. ¡Encima es buena compañera la tía! Con lo leona que parece, pues es todo corazón. La historia es la siguiente: la bellísima Taylor Swift, quien a sus 19 años acudía a la gala en un carruaje y con un vestido de pedrería de corte clásico (precioso, pero la hace mayor para mi gusto) como si viviera su particular cuento de hadas, ganó el Moonman al mejor vídeo femenino por You belong with me. Al recoger su galardón un rapero impresentable llamado Kanye West interrumpió su discurso de agradecimiento para decirle que el premio lo merecía más Beyoncé, lo que le reportaba abucheos desde el auditorio ante la mirada estupefacta de la estrella mencionada. Cuando una elegantísima -en todos los sentidos- Beyoncé subió al escenario a recoger uno de sus premios hizo que Swift la acompañara y le cedió el turno para que pudiera completar sus agradecimientos y le cedió la palabra diciendo: "Recuerdo cuando tenía 17 años, subí para recoger mi primer premio MTV con Destiny's Child y fue uno de los momentos más emocionantes de mi vida. Así que me gustaría que viniera Taylor y que tuviera su momento", recordó. ¿Resultado? 2 minutos de aplausos y una Beyoncé que ya no sólo estará en los iPods de todo el mundo, sino en todos nuestros corazones. !Eso es ser una diva!

Por cierto, que lucía un Cavalli estupendo que, vale, a ella con esas curvas no le sienta demasiado bien, pero ella es así de excesiva y la verdad es que me gusta. Mejor, eso sí, estuvo durante su actuación, donde sacó todas sus armas con ese bañador-malla de lujo. ¡¡Me presento yo en Huelin de esa guisa y no veas la que lío!!

No fue el único momento emocionante de la gala, ya que ésta comenzó con un homenaje a Mickael Jackson con la inesperada presencia de Madonna. La Reina viejuna dedicó unas sentidas palabras (lloró y todo) a su amigo, recordando lo paralelas que habían sido sus vidas y declarando haberse sentido “abandona” tras la muerte de su amigo. Todo ello con un peinadito que la hacía mayor (si se puede ser mayor de lo que ya es) y un aire a lo “Kennedy”, ¿o sólo a mí me lo parece? Tras ella, su hermana Janet (la de Mickael, no de Madonna que ella sólo saca a su hija cejijunta) bailó con el Rey del Pop (presente en la mega pantalla) la canción que cantaron a dúo. Milagros de la técnica. ¡Y de los coreógrafos, porque los pasos encaban a la perfección!

¿Modelitos a destacar? Me gustó mucho Leighton Meester (la estupenda Blair de “Gossip Girl” que ahora es también cantante). Ella es tan mona, que se ponga lo que se ponga, y aunque vaya como recién salida de la ducha y sin peinar. A mi me gusta, ¡y punto!

El impresentable de Kane West (el que le cortó el discurso a Taylor) vino con su mujer, de la que no sabemos el nombre y no pretenmos averiguarlo en la vida. Ella no sólo es una víbora (no podría ser de otra manera para estar con este tipo), sino que además se viste de ello. No se puede ser más ordinaria, la pobre. Ojito al detalle de la botella que lleva él en la mano. Es un tío guay, ¿eh?

También asistió Alicia Keys y, como nos tiene acostumbrados, iba monísima. Un vestido corto negro, con círculos en plata y unas sandalias de tacón de vértigo a juego la convirtieron en una de las sensaciones de la noche. No me extraña que algunas veces se cuele entre las más elegantes, siempre discreta, pero perfecta.

La que no va discreta ni en sus mejores sueños es Solange Knowles, la hermanísima. Será cosa de familia, que son algo así como los Gil pero en americano, pero a su hermana se lo toleramos, a ella no. Reconozco cierta animadversión por las “hermanas de...”. No puedo con Solange como no puedo con Dannii Minogue (hermana de Kylie), ni con Jamie Lynn Spears (hermana de Britney), ni siquiera con Mónica Cruz (hermana de Pe). Pienso que son una especie de satélites que con un talento mucho más limitado viven del polvo de estrella que desprenden sus famosas hermanitas. Un chollo, vamos. El caso es que Solange lleva un vestidito negro con volantes por el escote, unos pendientazos y un rosa en los labios (ojo a las uñas del mismo tono) que produce un “efecto estornudo”: no puedes evitar cerrar los ojos cuando llega. Le pones una diadema y una banda y pasaría por la reina de la “Peña El Sombrero”. Un horror, vamos.

Yo creo que Cacho Perri.. .ups, perdón, Katy Perry ve Eurovisión. Primero veo en su concierto que saca hinchables (visto en el festival de hace unos años en el que es cierto que hemos visto de todo, pero se siente, allí fue primero) y ahora resulta que el domingo iba de la versión plateada de Soraya. El modelito es igualico, es Barbie Patinadora versión morena. Lo que me mosquea es que en todas las fotos sale más seria de lo habitual, ¡con lo show que es ella! ¿Qué te pasa, Perry? Igual estaba un poco eclipsada. O intimidada, porque fue Lady Gaga la verdadera sensación de la noche.


Lady Gaga

Y digo bien, sensación, porque a uno le entra de todo por el cuerpo cuando aparece ella. Por esto bien merece un capítulo aparte. Digo yo que la muchcacha vendría con un baúl, porque hasta cinco modelitos llegó a lucir durante la gala, sin contar el de su actuación. Eso es cuidar tu estilismo y lo demás es tontería.

Su llegada fue, como no, la más exhuberante. Se presentó enfundada en un diseño de Jean Paul Goltier, casi oculta por lo que parece una máscara veneciana (qué manía tiene con ponerse cosas en la cabeza!) y un indescriptible sombrero. Hay que decir, aunque no aparezca en la foto, que iba acompañada por la Rana Gustavo, dejando una vez claro su manifiesta pasión por los Teleñecos, a los que incluso ha usado para hacerse algún que otro traje.

El siguiente modelo se lo vimos al recoger uno de los tres premios en los que resultó vencedora. Miedo miedo da la chica. Totalmente envuelta en lo que parece una mantilla de chantilly roja con tocado-corona forrado de la misma tela. A mi me recuerda a una reina de Corazones versión gore. Me encanta.

El tercer modelo es más normal (dentro de los parámetros de la normalidad de Lady Gaga). La veo hasta guapa, que tratándose de ella ¡es todo un avance! Un top acolchado en gris plateado que la convertía en una especie de heroína de la anti-moda. Que bonito que lo hortera tenga una super-heroína, ¿no?

Lo del modelito blanco no tiene nombre. El vestidito, si os fijáis, es mono. Pero ella lo acompañó de una multitud de accesorios a cada cual más extravagante. Primero ese tocado a lo Minnie Mouse, que no se sabe muy bien si sólo es para adornar o para bordar en los momentos de aburrimiento. Y después, durante la gala, lució unas plumas alrededor del rostro, con las que parecía una versión “deluxe” de Papá Noël. ¡El miedo que debió pasar Beyoncé durante toda la noche, que la tenía justo detrás! Ains, qué hacemos con ella...

Su último golpe de efecto lo dió durante su actuación, durante la cual lució otro extravagante modelo del que salía chorros de sangre mientras ella cantaba y bailaba al ritmo de “Papparazzi”. Canción que terminó colgada de una cuerda con el ruido de los flashes de fondo. Todo un numerazo con un mensaje claro y directo. Me encanta ella. Creo que el Pop tiene nueva Reina y que a pesar de la exageración extrema de su indumentaria se ha convertido en la verdadera marcadora de tendencia en esta nueva era de las divas de la música.

jueves, 6 de agosto de 2009

La lista

Que a los americanos les gusta más una lista y un ranking de esos más que a mi sobrina un bolso de Hanna Montana no es ninguna novedad. Pero alucino con la repercusión que tienen todas ellas a nivel mundial y hay quienes aseguran que estar en una de esas listas puede ser el trampolín que necesita tu carrera para subir al podium del "star system" (si la lista es positiva, claro) o hundirte en la más pura miseria (si la lista es en sentido negativo). Pues ahora es la glamurosa Vanity Fair la acaba de publicar su lista anual de los mejores vestidos en este 2009 y más de uno se ha quedado de piedra al ver nada más y nada menos que ¡¡cinco españoles!! en esta prestigiosa y exclusiva lista de los VIP que mejor eligen y lucen sus trapitos. Además la sorpresa se ha incrementado notablemente al comprobar como no eran ni Isabel Preysler, ni Nuria March, ni la infanta Elena, las tres muy prodigadas en este tipo de listas, pero de capa caída en los últimos años.

Que mi Penélope está en la cima de su carrera es algo obvio. Después de dos nominaciones a los Oscar y conseguirlo en esta última convirtiéndose así en la primera actriz española en recoger el más famoso galardón del planeta tiene ya su mérito. Pero el mérito es aún mayor cuando en ambas ocasiones ha sido la mejor vestida (y con diferencia) de la gala, la mayor pasarela de moda del mundo. Además con el estreno de la última película de Almodóvar (con la que aún sigue paseándose por ahí impecablemente vestida, pese a los rumores de embarazo y los robos de maletas) sigue demostrando que es una de las actrices del momento y de las estrellas mejor vestidas del mundo. Le pese a quien le pese. Armani, Chanel, Yves Saint Laurent y su amiga Goya (estoy seguro) la han ayudado a conseguirlo y a que los señores del Vanity se hayan rendido a la evidencia.

Si este año nadie se ha fijado en la infanta Elena, que tan buenos momentos nos ha regalado hace unos años (¡¡cuánto echamos de menos un Marichalar en la vida de la princesa!!), no sucede igual con su cuñada, doña Letizia, con "z". Para mi gusto está demasiado delgada, lo que le hace que a veces de la sensación de que el modelito "le puede" (le pasó mismamente con su vestido de boda) y va demasiado correcta, echo de menos un poco más de atrevimiento (moderado, pues una futura reina tampoco va a ir como Lady Gaga, claro), pero está claro que tiene gusto y combina a la perfección. Además, marca moda (no como su suegra que lleva 60 años con el mismo peinado) y un detalle que me encanta: ¡¡siempre lleva unos zapatos monísimos!!

La lista incluye un apartado de parejas y en ellas se han acordado de una de las más elegantes de nuestra piel de toro: Paloma Cuevas y Enrique Ponce. Sí, estamos de acuerdo en que lo mismo podrían liderar una lista de "los mejores vestidos del mundo" que otra de "los más sosos del planeta", pero elegancia tienen y ella va monísima hasta para comerse un Ferrero Rocher en el salón de su casa.

Antes de comentar la 5ª española incluída en la lista, he de hacer un inciso: otra de las categorías es la de "Primeras Damas" (yo creo que porque querían destacar a estas dos y no sabían dónde meterlas, porque vaya categoría...). En ella Carla Bruni y Michelle Obama van cogiditas de la mano, en diplomacia y en elegancia. Las dos van siempre perfectas y también van marcando tendencia allá por donde pisan. Sin embargo echo de menos a nuestra Sonsoles Espinosa, de la que soy fans, en plural. Es cierto que es mucho más discreta y casi no hace apariciones públicas (quizá por eso nunca aparece en ninguna de estas cosillas del papel couché), pero reivindico el estilazo sobrio y elegantísimo de nuestra primera dama.

Y para terminar, en la extraña categoría de "Original" que nadie sabe como tomársela, destacan el vestuario de ¡¡la Duquesa de Alba!! No sé como tomarlo, la verdad, aún estoy asimilándolo... Si fuera el "In Touch" o el "Qué me dices" pensaría sin dudarlo que se están cachodeando de la pobre Duquesa, pero viniendo del Vanity y de un país políticamente correctísimo e hipócrita como pocos no sé que pensar. El caso es que los volantes (que nunca se sabe con exactud si son parte del vestido o adorno de la silla de ruedas), los lunares, las flores, los extraños tocados y los modelitos aterradores de Vitorio & Lucchino le han valido a Doña Cayetana ser protagonista de una de las listas más esperadas y codiciadas. Pa mí que estos no han visto en su vida a María Jiménez...

lunes, 6 de julio de 2009

La Reina del Pop


Para los que creían que ser toda una Diva no era más que pasearse con modelazo por alfombras rojas, lucir palmito y acaparar portadas, se equivocan. Hoy la competencia es feroz y para ser una auténtica diva se ha de estar siempre al pie del cañon. Con la llegada de nuevas estrellas en este firmamento exclusivo como Lady Gaga, Kate Perry, Lily Allen, etc. y con la resurrección de Britney en su exitosa gira, las divas de toda la vida se han puesto manos a la obra para no quedarse fuera del Olimpo. Así que se quedan si veranito, señoritas, que hay que ponerse las pilas.

La primera en llegar ha sido Mariah Carey (léase Maraia, que sino se enfada la chica). Llega con nuevo disco a finales de agosto y ya suena su primer single: "Obessed", ¡ups, perdón!, "Obsesseb" (¿en qué estaría yo pensando?) dedicado al parecer a Eminem por ridiculizarla en numerosas ocasiones. La muchacha que demuestra en la portada del single que es toda una devota de San Photoshop y sus milagros. Es curioso que llame a su disco "Memorias de un ángel imperfecto", porque imperfecta eres, bonita, pero de ángel tienes lo que yo de abstemio.

Tras ella lo hará otra de las divas de nuestra juventud, a la que no le vendrían nada mal los kilitos que le sobran a la anterior, y que cual Ave Fénix pretende renacer de sus palizas... perdón, de sus cenizas. No es otra que la gran Whitney Houston. Ya sé que ha vuelto más veces que Ortega Cano a los ruedos, pero esta vez parece que va en serio y ya tiene título y todo: "I look to you". ¡Deseandito estoy ya de escucharlo! Espero que esta vez vuelva para quedarse.

Con este plantel ya me dirán si es para relajarse. Por eso Madonna, que lleva años liderando las listas de la más ricachona y la más productiva, no va a parar la máquina de hacer dinero y ya está como las locas con el Pilates preparándose para el lanzamiento, el 22 de septiembre, de un Greates Jits o, lo que es lo mismo, un recopilatorio que al parecer se llamará "Iconography". Otra cosa no, pero corsés e iconografía ha utilizado un huevo en todos estos años que lleva dando la vara, que no sé cuantos serán pero los lleva todos encima, porque amigos míos que os cegáis con ella: aunque se mueva más que la pata chula de Humberto Janeiro la edad se le nota, y mucho, y está fea de cojones. Eso sí, si hace gira será todo un espectáculo.

¿Otra que saca Greates Jits? J.Lo, alias "la culona". Ya están los niños creciditos (que dan miedo de feos que son), se ha quedado en los huesos (o eso dice ella, que yo la veo redonda con una Supernena) y nos dará la paliza con un disquito que aparte del "les gue nau" será inescuchable.

A Nelly Furtado le daremos una oportunidad, que no se diga... Eso sí, siempre que el cansino de Juanes no tenga nada que con su primer disco en español, "Mi Plan". ¡Vamos, que no lo quiero ni tocando la guitarra!

Christina Aguilera, la chica que quiso ser Pin-up y lo único que consigue es parecer un travesti y que hizo que nunca nos sacáramos de la cabeza aquello de "ven conmigo, baby", también lanza nuevo trabajo "Light & Darkness". El título, viendo los ultimo estilismos de ella, da miedo. Espero que se quede más en las "Darkness" que en las "Lights", porque con esa carita... Cantar sí canta la chica, a ver con qué nos sorprende.

Sugababes, Rihanna (si el novio no se lo impide con un sopapo) y Lady Gaga, con una reedición de su álbum con temas extras, son otras que se unen a la lista de divas que provocarán que echen humos los torrent, megauploaps, rapishares y emules de todos los ordenadores.

Completa la lista Shakira, de la que ya podemos escuchar el adelanto de su disco. El single se llama "Mi loba" y es, sencillamente HORRIBLE. Ella dice que canta es español, pero le doy la mitad de mi sueldo a quien entienda la letra a la primera. La mujer que se tragó un Ulahop y no para de mover las caderas, vaya o no con el ritmo de la música vuelve con su voz más tragada que nunca con las canción más fea que he escuchado en los últimos tiempos.

Estas nombres sí que tienen, no como la "Reina del Pop" de La Oreja y van a sonar bien altos. Amantes de las divas y las reinas del pop... ¡comienza la batalla!

viernes, 19 de junio de 2009

El eterno cuento de Hadas



El pasado jueves día 18 La 1 programó de nuevo "Pretty Woman", la inolvidable y adorable película protagonizada por unos por entonces jóvenes Julia Roberts y Richard Gere. Era el décimotercer pase por televisión y, lejos de desgastarse como es lógico en un producto como este después de tantas emisiones, volvió a reunir frente al televisor a casi tres millones y medio de espectadores siendo la primera opción del día en cuanto a audiencia se refiere.

¿Qué tendrá esta película que a todos nos atrapa una y otra vez? Confieso ser unos de esos "enganchados" a la historia de amor de la prostituta y el ejecutivo y aunque anoche no fui uno de esos 3,5 millones de personas que revivieron este fantástico cuento de hadas, habré visto la película más de 60 veces (y no estoy exagerando). Recuerdo que fué la película que estrenó mi primer video VHS y sólo en aquella ocasión la vi 8 veces casi seguidas!! Podía incluso recitar de memoria los diálogos de algunas escenas (¡cuántas veces habré repetido el numerito del estuche con el collar…!!) Uno, que siempre ha sido algo obsesivo...

Sólo por curiosidad, estos son los datos que ha registrado la película en cada una de sus emisiones. Unas cifras nada despreciables en los tiempos que corren de competencia audiovisual:


02/01/1994 La 1 55,6% 9.223.000

22/04/1994 La 1 41,3% 6.298.000

22/12/1996 La 1 44,3% 7.098.000

17/10/1997 Telecinco 43% 6.267.000

06/11/1998 Telecinco 46,4% 5.750.000

01/06/2001 Telecinco 38,2% 4.927.000

07/02/2002 Telecinco 29,5% 4.234.000

07/11/2003 Telecinco 32% 4.378.000

20/05/2005 Telecinco 29,3% 3.905.000

09/04/2006 Antena 3 26,6% 3.926.000

22/04/2007 La 1 22,4% 3.678.000

09/04/2008 La 1 26,1% 4.267.000

18/07/2009 La 1 22,5% 3.405.000


¿Pero cuáles son las claves del éxito de esta película en concreto? ¿Por qué otras películas de más éxito comercial en las salas, o de mayor calidad no funcionan de igual modo? Creo que para empezar pocas veces se ha dado una química entre una pareja de actores como la de Julia y Richard. Química que intentaron repetir por cierto, esta vez sin el mismo éxito, con “Novia a la fuga”, dirigida también por Marshall. Incluso a Billy Wilder le gustó esta película, una película simple pero bien contada y muy bien resuelta. La historia de una prostituta sin necesidad de sexo ni erotismo, contada a un ritmo apropiado, dando tiempo al espectador y sin pretensiones. En definitiva, la película triunfa, entre cosas, por el “Keeling” entre los actores.
En televisión hay muy pocos comodines, y 'Pretty woman' es uno de ellos. Pero lo que sí es cierto es que la programan sin abusar, quizá para no “quemarla” demasiado y creo que eso es importante. Los espectadores necesitan descansar de la historia, de otro modo no existiría el mismo interés.

La historia tiene todos los ingredientes de cualquier cuento de hadas: la pobre y humilde “princesa” es rescatada por un apuesto, valiente y, por qué no decirlo, rico “príncipe” a pesar de que pertenecen a mundos diferentes. Es un esquema repetido hasta la saciedad (desde el Siglo de Oro hasta las películas Disney de éxito o los culebrones) y que sin embargo sigue funcionando. A todos también nos gustan los finales felices, claro, y esta historia también lo tiene. El argumento puede ser simple, sin pretensiones, pero nos permite soñar y eso es importante. Si a eso le sumas una banda sonora fantástica (los principales éxitos de los 90 estaban en ella) y algunos toques de humor (como los protagonizados por la adorable amiga, Kit De Luca, o los “scketh” de los caracoles y la ópera) suman puntos en estas claves que ahora analizo.
Los personajes también conectan enseguida con el espectador. Empezando por la apariencia (ambos están espléndidos) ellas quien ser Viv y ellos Edward. Todos hemos soñado alguna vez con que alguien nos recatara de aquel torreón en el que a veces nos encerramos nosotros mismos.

“Pretty Woman” se estrenó en 1990, dirigida por Garry Marshall y con guión de J. F. Lawton. Un guión que, aunque fue muy criticado en la época, es redondo. Se podría considerar que es una “película de diseño”: protagonizada por dos de las estrellas más influyentes en Hollywood (Julia una estrella emergente) es un producto fabricado para lograr éxito y taquilla, y sin duda alguna, ha funcionado.

¿Por qué funciona siempre “Pretty woman”, a pesar de haberse emitido tantas veces? En primer lugar, porque es una historia romántica, que no nos resulta nueva del todo. ¿Acaso no suena de fondo el eco de “La Cenicienta” y “Pigmalión” en esta historia?. Argumentos que ya antes inspiró a la emblemática “My fair lady”. Es una historia universal y eterna que encandila a mayores y pequeños. Como dice el mendigo que nos introduce en la película: “Todo el mundo tiene un sueño. ¿Cuál es el suyo?”


viernes, 29 de mayo de 2009

Las voces de Penélope


Tres mujeres: Penélope, La Mujer que Espera y La amiga de Penélope. Dos ciudades: Ítaca y cualquier ciudad. Dos tiempos: ayer y hoy. Y una historia común: esperar.

A Penélope la conocemos por Homero y “La Odisea”: la esposa de Ulises, madre de Telémaco, que mantuvo el palacio de Ítaca en los tiempos de ausencia tejiendo de día y destejiendo de noche. Pero, ¿cómo fue ese tiempo? ¿Cómo convivió con la soledad, un hijo sin padre y unos pretendientes ambiciosos de poder y riquezas? ¿No renegó nunca de su esposo? ¿La conocemos realmente?

Al otro lado de la ficción, en el aquí y el ahora, dos mujeres habitan la experiencia de la espera. Esperan entre teléfonos que no suenan, días de euforia y shopping y otros de tristeza y alcohol.

Todas esperan, viven y aprenden, entre el amor, la ironía, el humor, el desamor... y la esperanza final de sentirse vivas descubriéndose a sí mismas. Ulises viajó; ellas, también.

«La espera es una forma de resistencia. Es un acto silencioso de reafirmación. En lo que somos, en lo que sentimos, en lo que esperamos. El tiempo no es un enemigo: es un compañero de viaje.»


Ayer tuve el placer de asistir a las prácticas de dirección de Sonia, una amiga de Anita que elegía esta obra de Itziar Pascual para una de sus prácticas de final de curso. Sonia (de la que siento no conocer su apellido porque será una gran directora) ama este texto, lo ha sentido como suyo y en su propuesta lo compartió con todos nosotros de una manera elegante y concisa. Su visión de la obra no es ni más ni menos que la que el texto necesita. La única opción. Ha sabido interpretar a la perfección todo lo que el texto nos propone en ese juego de mujeres, tiempos, anacronismos y palabras que encierran una misma sensación: la soledad del que espera. Con la ayuda de unas estupendas actrices, comprometidas y valientes (cuando dejen atrás algunas “muletillas” de esas que todos arrastramos serán muy muy buenas) y de una banda sonora compuesta por temas cantados por las mejores voces de este país (dejando los dichosos fallos de sonio aparte) Sonia teje ella misma un viaje en blanco y azul (el color de la espera) al interior de estas mujeres que son algo más que minutos vacíos y horas de espera.

viernes, 22 de mayo de 2009

Barbara Dex Award

Ya os hablé de esto el año pasado, pero entiendo que para los que no sois fieles seguidores de Eurovisión (ni se os ocurra pensar en la palabra “freaky”) es demasiada información y la mayoría intrascendente. Y tenéis razón, lo es, pero la vida no sería ni la mitad de divertida sin estos momentos frívolos y banales. Pues bien, todos los años tras el Festival se convoca el premio “Barbara Dex Award” que a través de una votación popular a través de Internet elige al artista peor vestido/a de cada edición. Algunos años, cómo podréis imaginar ha estado muy reñido el asunto, y no por falta de candidatos precisamente.
El premio toma su nombre de una artista belga que allá por el 93 pasó a la historia por un vestido beige hecho por ella misma con el que defendió a su país y que es considerado uno de los peores vestuarios de la historia del Festival.
¿Quién sucederá a nuestra querida Gisela, quien tuvo el dudoso honor de hacerse con el premio el año pasado? Repasemos el estilismo de este año, en el que afortunadamente no sólo ha habido mal gusto y fijémonos en los que a mi juicio fueron los mejores y los peores vestidos en Moscú. Hagan sus apuestas.

Los que acertaron


1. Francia
Para mi la más elegante de la noche, y con diferencia, fue Patricia Kaas. Francia este año no sólo ha vuelto al Top 10 (con mucho mérito, al igual de Reino Unido, ya que luchan con una hostilidad cada vez más evidente por parte del resto de los países en contra de los integrantes del Big Four) sino que ha dejado claro que los franceses siguen siendo los reyes de la elegancia. Fue la actuación más emocionante del Festival y ella emana glamour por cada poro de su piel. No es de extrañar el modelón negro, a la rodilla, con hombro descubierto tan propio de ella y de una actuación sobria y emocionante como pocas. Bravo por ella.


2. Reino Unido
Desde luego, el título de la preselección inglesa no pudo ser más acertado: “Your country needs to you”. No sólo Inglaterra entera (y el roba planos de Andrew Lloyd Webber) necesitaba a Jade, todos necesitábamos una voz como la suya con una de las baladas más bonitas y mejor interpretadas de los últimos años. Melosa, y con toque Disney, sí, pero estupenda. Ella iba con un vestido precioso. Es cierto que yo la hubiera vestido de largo, quizá le iba más al tema, pero ya sea por miedo a las escaleras o por lucir tipo eligió un vaporoso vestido corto de color crema que le sentaba perfectamente a ese tono de piel. Muy bien vestida y maquillada, Jade tenía pinta de ganadora.


3. Estonia.
Me hizo mucha gracia el comentario que leí en algún sitio en el que comparaban al grupo femenino con los productos Apple. Frías, elegantes y con buena ejecución, no está mal la comparación. Fue una de las puestas en escena que más me gustaron (las únicas, junto a Rusia, que les sacaron partido al movimiento de las pantallas, efecto que quedaba precioso cuando éstas descubrían al resto del grupo en la primera de las subidas de la canción). La indumentaria, todas ellas vestidas con modelos diferentes confeccionados con la misma tela azul brillante, encajaba perfectamente con el fondo y con lo que transmitía su canción. Derrocharon buen gusto.


4. Polonia.
Me dio pena que esta chica no pasara a la final. Es cierto que la canción no merecía mucho más reconocimiento, pero ello lo hizo francamente bien. Además de ser muy guapa (ahora que lo pienso eché de menos el comentario de “esta es la chica más guapa del festival” en la retransmisión) creo que iba correcta. El vestido (un modelo largo y vaporoso, con cola desde las muñecas al más puro estilo “Como las alas al viento” de La Más Grande) era justo el adecuado para una balada clásica. Quizá esa es la única pega: demasiado clásico para un escenario tan moderno, pero en la elegancia, con lo clásico siempre aciertas.


5. Malta.
Incluyo a Chiara en esta lista no porque me gustara especialmente el vestido, que no tiene más que una túnica negra con apliques de pedrería y mangas de seda (Dios mío, ¡a Rappel le tuvo que volver loco!) sino porque ella siempre va muy bien. No es especialmente agraciada (tampoco es fea, no seáis malos) y no tiene una buena figura atendiendo a los actuales cánones de belleza, pero no se disfraza ni trata de parecer lo que no es. Ella es honesta, con su cuerpo y con su estilo y eso ya es mucho (que se lo digan a Sara Montiel o Marujita Díaz).


Una mala noche la tiene cualquiera


1. Bulgaria
Para mí ellos son algo más que firmes candidatos al “Barbara Dex” de este año si tenemos en cuenta, claro está, que están participando en un concurso de canciones y no en la versión ópera-rock de Robin Hood. Desde que conocimos su candidatura, alucinamos con la voz desagradable y ese extraño flequillo del cantante, pero lo que no podíamos creer es que se presentaría en el escenario con la prima búlgara de Carmen de Mairena vestida de vampiresa hortera. Es, directamente, un insulto al buen gusto.


2. Suecia
Ella es rara, va de diva de ópera (cuando en realidad hace unas cosas algo desagradables) y parece no haber ido a una peluquería en su vida. Además se vistió un poco de Gallina Caponata, ¿no creéis? La sobrina sueca de Gunilla von Bismarck (no me digáis que no es clavaíta) llevaba un vestido que parecía prestado o caído del quinto piso. No se adaptaba a su cuerpo para nada, lo que hacía que en sus desplazamientos por el escenario el traje pareciera tener vida propia. Feo, feo.


3. Islandia
Johana, hija, fuiste una de las protagonistas de la noche y la vencedora moral del concurso (todo el mundo se esperaba lo de Noruega, pero la segunda posición de Islandia fue una sorpresa, no por desmerecida, sino por justa!), y ese primer plano con el que empezaste la actuación era impresionante. ¡Qué belleza! Pero claro, el plano se abría y allí estaba, sobre el fantástico fondo de estrellas de las pantallas: un horroroso vestido azul de volantes que si bien en el conjunto no cantaba del todo, si lo analizas bien es todo un disfraz. Esas chorreras que le caen de la manga, ¿alguien las entiende? El corte asimétrico de la cintura que la engorda 5 kilos por lo menos, esos volantes con plumas… en fin, cariño, que ni mi sobrina cuando se autodisfraza de princesa lleva semejante modelito. Menos mal que la increíble calidad musical de su actuación eclipsó todo lo demás.


4. Israel.
¿Alguien me dice, por favor, quien diseñó los trajes de Noa y Mira? Aun no entiendo el por qué una cosa tan barroca, ese híbrido estilístico mezcla de las novias de Drácula, el cabaret del los años 40 y lo gótico que nada le iba a un tema que contenía el mensaje más profundo de todo el Festival. Además, dificultaban sus desplazamientos, a menudo tenían que cogerse la cola de los vestidos para los giros y eso emborronaba un poco la poca coreografía que llevaban. Poco práctico además de dudoso gusto.


5. Rusia.
Esta chica directamente parece que no se vistió. Yo creo que ella estaba en la cama, enferma, la avisaron 5 minutos antes de la actuación y sólo tuvo tiempo de liarse en las sábanas. Además de ser la voz más desagradable de la final, el estilismo rollo hospital psiquiátrico convertía su actuación en las más difícil de digerir. Una pena, porque el juego con las pantallas, con su rostro multiplicado sufriendo un envejecimiento progresivo era muy apropiado para una canción dedicada a las madres. Suspenso para los rusos, que derrocharon tanto en el escenario que no tuvieron que ponerle a su representante.


6. Países Bajos.
Está bien, la canción es “Shine”, osea, “brillo”, pero no ya nos habíamos enterado todos en el primer estribillo, ¡no hace falta que todo sea reluciente en la actuación, que hartura! Venga purpurina, venga luces, venga lentejuelas. Años defendiendo que Eurovisión ya no es hortera y vienen éstos… jajajaja. Además, cuando pasas de una edad, ya no estás para ponerte ciertas cosas. Esos señores con esos trajes estaban frikis, lo siento por ellos porque me caen bien y porque el tema incluso tiene su rollo (me recuerda al Festival de toda la vida) y no puedes llevar a una higona semejante y vestirla de cabaretera dj. ¡Basta ya!


7. Finlandia.
Si miras la actuación de los Waldo’s People sin fijarte en lo que les rodea parece que estuvieras viendo el Festival del 91 o el 92. Ese estilismo del comienzo de Telecinco, por favor, ¡si parece que iba a aparecer Natalia Estrada e Ivonne Reyes a hacerle los coros! No puedo ni con los vestidos mini, ni la lentejuela mala, ni con el strass, qué queréis que os diga…

Me quedan algunos, entre ellos Soraya (de la que hay mucho que comentar), pero creo que merecen un post aparte.

Para votar por vuestro favorito/a al peor vestido de este año, podéis hacerlo en:
http://www.eurovisionhouse.nl/bdaward.php

lunes, 18 de mayo de 2009

Take me, shake me


Confieso que llevo un par de días dándole vueltas al post de hoy, y perdonad si me extiendo un poco, pero es que hay tantas cosas que decir que no sé por donde empezar. Y que conste que lo empecé en caliente, tan sólo un par de horas después de la finalización del festival y con varias copas de vino en el cuerpo (porque yo lo valgo!). Adicciones aparte (como diría Massiel, por cierto extrañamente desaparecida en estas fechas), empecemos, cómo es lo lógico, por el principio:

Me alegro muchísimo de la victoria apoteósica (nunca en los 54 años de festival se había obtenido una puntuación semejante) de Noruega. Era la gran favorita desde que conocimos la canción y estoy de acuerdo con nuestro anodino comentarista: este chico tiene ángel. La canción es preciosa (a mi parecer de las más bonitas que se han alzado con el triunfo en los últimos años), él la interpreta en directo maravillosamente y la puesta en escena no es más ni menos que lo que la canción requería: contar una historia. Y lo rompió todo: la cuerda del violín, el marcador, la tradición de que nunca ganan dos hombres seguidos ¡y hasta el trofeo, que era de cristal y se lo cargaron al dejarlo en el suelo!

Bravo pues por Noruega, y suerte para el año que viene, porque a la hora de organizar el Festival el listón se lo han dejado bastante alto.
Fijaos que Festival lo escribo con mayúscula, porque así lo merece. Es el mejor programa de televisión que he visto en mi vida (¡y mira que me gustaba “El juego de la oca”, oye!) y de los mejores shows del planeta. Basta ya de poses progres forzadas e hipócritas: el festival de Eurovisión es el mayor acontecimiento musical del mundo y especialmente en los últimos años está demostrando gran calidad artística y musical tanto en sus canciones como en sus intérpretes, primeras figuras mundiales. Más quisieran Madonna, los Rolling Stones o cualquier estrella universal llevar semejante espectáculo. Bravo por Rusia, que nos ha regalado el mejor festival de todos los tiempos. Un escenario inimaginable, una tecnología de ensueño, una iluminación apoteósica y una calidad en el espectáculo envidiable. Tardarán mucho tiempo en irse las imágenes en nuestras retinas de ese comienzo con el Circo del Sol, la carrera de Dima Bilan llegando al escenario o las piscinas suspendidas de la cúpula del estadio. Vamos, que ahora mismito los americanos se tienen que tirar de los pelos pensando cómo podrán superarlo en las Oscar, los Emmy, los Globos de Oro, la Superbowl o cualquier americanada de estas.

¿Aún hay alguien que después de ver el Festival sigue opinando que es una cosa de freakys? ¿Es de freaky apreciar y disfrutar con el talento de toda Europa, con la riqueza multicultural y con canciones comerciales, sí, pero no por ellas de menor calidad? Sinceramente, me parece más freaky criticar y etiquetar un Festival que no ven desde que fueran las Azúcar Moreno.

Como en todos los concursos en los que uno participa tan activamente (y no es que uno sea parte de la organización ni nada de eso, ¡Dios me libre!, sólo hablo desde un fiel seguidor y eurofan confeso) hay partes de los resultados con los que estas de acuerdo, y partes con las que no. Eso es parte de esta anual aventura. Orgulloso estoy (y digo orgulloso porque cuando uno lleva meses conociendo a los artistas y siguiendo cada paso que dan previos al Festival, ya se siente uno un poco como Jesús Vázquez con los triunfitos) de los buenos resultados de Islandia y Reino Unido (¡no se puede cantar mejor y erizar más pelo por cm cuadrado de piel!), de las elegantes estonas y de la vuelta al top 10 de Francia (eso es elegancia y pisar un escenario). Me alegra de que la estupenda puesta en escena de mi adorado Sakis consiguiera para Grecia esa merecida séptima posición. También estoy aún sorprendido por el éxito de Azerbayán (con una buena participación pero con más éxito del que esperaba, ¡un tercer puesto con una tecno-rumba! Espero que no empiecen a decir que Melody lo hubiera hecho mejor, que ya los veo venir, porque no tiene nada que ver) y de Turquía (con el peor directo de la noche). Y por favor, que dejen de decir ya que Turquía siempre es una mala imitación de Shakira. Por Dios, seamos sensatos: ¡es Shakira la que imita los bailes, la sensualidad y los movimientos turcos! Años de tradición y cultura otomana, ¿y ahora resulta que se lo inventó una colombiana de voz engolada? Quizá la única decepción la de Israel, que para mi gusto pasó demasiado desapercibida con una de las canciones más bonitas y mejor interpretadas de este año. Bueno, la única decepción no, claro, aún no he hablado de nuestro flamante penúltimo puesto, pero esto bien se merece un punto y aparte.

“Soraya brilla en una actuación con fuerza y energía, pero La Noche es para mí no convence al público europeo”. Es un titular que resume lo que la prensa nacional e internacional ha dicho sobre la participación española de este año. 23 puntos y un 24º puesto (ocho puestos por debajo del innombrable freaky del año pasado). A menudo se confunde ser español y eurofan con creer o querer que España gane Eurovisión. Nada más lejos de la realidad. Los que seguimos y disfrutamos de este evento somos plenamente conscientes de que España NUNCA ganará Eurovisión por un sin fin de motivos. Es cierto que la extremeña nos devolvió este año esa chispa que hacía siglos que no sentíamos, pero no tanto por la calidad de su candidatura como por el trabajo realizado y el interés mostrado por el festival, nunca antes visto en ningún artista español. Yo nunca vi a Soraya como ganadora (a pesar de que en varias ocasiones estaba en lo más alto de las europredicciones). Sabía que el tema llegaba con años de retraso y tras ver los ensayos y las dos semifinales, estaba claro que su puesta en escena era insuficiente (¿la esperadísima sorpresa de la que hablaba era una simple tela y una cutre desaparición? Vamos, ni patrocinada por “Magia borrás”…). Pero sí que, objetivamente, pensaba que rozaría ese disputadísimo Top 10 (“del 10º al 15º quizá” sentencié después todas las actuaciones del sábado). No merecía, en absoluto, quedar por detrás de países como Albania, Croacia, Rumania o Alemania y mucho menos ser ninguneada de ese modo en la votaciones. Si me apuras, y tanto que se dijo que parecía más un tema turco que español, cantó mil veces mejor que Hadise. No se cumplió lo que decía su estribillo, la noche no fue para ella, pero sí lo que también decía en inglés, para que todos la entendieran: “take me, shake me”, osea, “cógeme y sacúdeme”. Y una fuerte sacudida es lo que recibió la pobre Poyeya en las votaciones. Pero que nadie se engañe, el fracaso no es de Soraya, sino de TVE y lo peor de todo es que es intencionado. A TVE no le importa nada el festival, a pesar de proporcionarle la nada desdeñable cifra de casi 6 millones de espectadores y colocarla cómo primera opción en las audiencias de un sábado por la noche. ¿Por qué entonces somos de los países que más dinero aportamos al Festival? ¿Por qué no se hacen claras de una vez esas cifras y la posición de nuestro ente público al respecto? Al fin y al cabo es dinero público, el de todos, y creo que merecemos una explicación. Si por no emitir el himno en la final de la Copa del Rey de la semana pasada rodaron cabezas, ¿por qué no se toman medidas en este caso? La UER nos sancionará (con una sanción económica, claro está, que pagaremos todos, insisto) el grave comportamiento que hemos tenido con las Semifinales (por no hablar del clarísimo tongo en nuestras votaciones de la 2º Semifinal); Alaska y todos los participantes del especial previsto para la tarde-noche de la final seguro que se embolsaron sus carísimos sueldos por no hacer absolutamente nada, ya que prefirieron emitir tenis cuando tienen un segundo canal y otro en la TDT exclusivamente de deporte (más dinero tirado a la basura) y aún no hay una posición clara al respecto. Esto ya es grave. Por favor, señores de TVE, ¿es esa la imagen que queremos dar al resto de Europa? ¿no es hora de replantearnos dejar el Festival hasta que no tengamos ganas de tomarlo en serio? Quizá (sigo pensando que es algo premeditado) estemos buscando hacer otro desplante al igual que con Eurojunior o el Eurodance (Rosa aún está con las mallas puesta pensando que iba a representarnos jajaja). Señores de TVE, por favor, déjennos la fiesta en paz.

lunes, 11 de mayo de 2009

Por fin, semana de Eurovisión


Bueno, pues ya estamos en la esperadísima semana de Eurovisión. Una edición que aunque en un principio apuntaba algo más floja que la anterior, se ha ido perfilando como algo más que interesante. Y parte de culpa es de Soraya, ya que por una vez los españoles tenemos una representación más que digna y con posibilidades reales de quedar muy bien. Aunque me temo, después de lo visto en los ensayos, que el año que viene el festival no se celebrará en tierras patrias y muy difícil tiene el colarse en el Top 5, aunque nada es imposible y éste es nuestro reto real.
Como he dicho, una vez visto las dos rondas de ensayos, creo que se perfilan quienes son los verdaderos ganadores potenciales de este año. Aunque con los márgenes de incógnita que este año nos da la valoración de los jurados de los diferentes países, lo cual pone la cosa más calentita si cabe.
Para mi, los países que realmente se disputarán el primer puesto serán Noruega, Ucrania y Bosnia y los que darán gratas sorpresas colándose quizá en el top 5 Francia, Bosnia e Israel. Quizá Turquía de algo de guerra, pero con lo visto hasta ahora Hadise se tendría que poner mucho las pilas para ello. Respecto a nuestra Soraya, aunque sea nuestra mejor representante de la historia, cosa que deberíamos agradecerle el resto de nuestros días (espero que marque un antes y un después en nuestra participación) la veo del 6º al 10º puesto, Dios quiera que me equivoque. Tan sólo la salvaría que la sorpresa de la que llevamos semanas hablando nos deje a todos con la boca abierta y aprovechando el último puesto de actuación el golpe de efecto se reflejara en las votaciones escalando varias posiciones en la tabla (crucemos los dedos).
Estoy de acuerdo en que el problema de Noruega es que lleva demasiado tiempo proclamándose vencedora y eso ha “quemado”, por así decirlo, la canción. Además la actuación no sorprende nada, es la misma que hemos visto tropecientas veces en la preselección, pero seamos sensatos: la canción es una preciosidad, la canta estupendamente y el chico se come a la cámara. De sus ensayos, lo único que se le reprocha es que hace playback con el violín, algo que está contemplado en las normas del festival. Sí, puede repetirse el “fenómeno Perrelli”, ésa es quizá nuestra última esperanza.
La chica ucraniana me tiene de los nervios. No puedo con la canción, grita como una cosaca en algunas partes de la canción, no soporto su discurso anti-crisis oportunista total y la “máquina infernal” que tanto revuelo ha levantado no es para tanto. Pero será sin ninguna duda una de las actuaciones de la noche. La máquina lucirá perfectamente con la iluminación y la coreografía, con esos bailarines semi desnudos de cuerpos perfectos, es realmente impactante. Tenemos que asumirlo: nos pierde un numerito y una diva dando vueltas. Si le sumamos todos los apoyos que recibe siempre el país para mí que será la revelación de este año.


Nadie estaba de acuerdo con la elección del tema griego. Y es cierto que a principio no decía mucho, pero yo nunca dudé de las intenciones del gran Sakis. Vuelve al festival, y esta vez para ganar. ¿Acaso no lo hizo Dima Bilan y lo logró? Atención a Sakis, señores: está estupendo. Luce como nadie en el escenario, la coreografía tiene pasos atrevidos pero que él realiza estupendamente y el invento este de la pasarela multiusos sube considerablemente el nivel de su participación. Algo sencillo, pero efectista. Me encanta.


Lo de Bosnia no tiene más vuelta de hoja: todos los países de la zona balcánica estarán con ella y la canción es muy del gusto de las secundonas de Eurovisión (como Serbia otros años). Las armas de Francia e Israel son simples: el buen hacer y la elegancia sobre el escenario. Nadie lo puede negar y el jurado sabrá valorarlo. Cuestión de buen gusto.

lunes, 20 de abril de 2009

Israel


Uno de los momentos más emotivos del festival será sin duda la actuación de Israel, en la que una israelí y una palestina lanzarán al mundo el fantástico mensaje de que “debe haber otra manera”. Es una clara llamada a la reflexión y un canto a la paz para un país con una complicada situación política.
Israel decidió este año mandar al festival a su voz más internacional, Noa. Ella aceptó, pero con una condición: sólo asistiría si le acompañaba Mira Award, una estupenda cantante con la que ya había realizado algunas colaboraciones de origen palestino. Una decisión arriesgada y polémica para muchos, pero muy consecuente con la carrera de una artista como Noa, siempre dispuesta a poner su voz para llevar un mensaje de Paz al resto del mundo.
Por supuesto no faltan los que tachan de oportunista o efectista esta colaboración entre las dos artistas (que ya han declarado que irá más allá del festival), sin embargo, creo que el festival necesita de estos gestos llenos de intención. Donde se produce un encuentro entre culturas, es interesante que cada país, además de llevar sonidos y ritmos propios de su cultura (lo cual enriquece el nivel del festival), lance al mundo sus propios mensajes. El arte en general, y más particularmente la música, ha sido siempre como un gran altavoz por el que han podido hablar los millones de personas que no tienen voz para denunciar su situación y sus injusticias. ¿Por qué no hacerlo en el Festival de la Canción más importante del planeta?

Lo que está claro es que “There must be another way” o lo que es lo mismo, “Debe haber otra manera” es la canción con más mensaje del festival de este año (y de muchas ediciones). Un tema que aunque está lejos de lo puramente comercial y de estribillos pegadizos, nos trae una agradable melodía que combina los sonidos arábigos más tradicionales con otros más modernos. Con la perfecta combinación de las voces de Noa y Mira, capaces de llenar cualquier escenario y de transmitir todo el sentimiento impreso en cada palabra, y con esa letra que reivindica un futuro mejor y reclama trabajar duro para encontrar otro camino hacia la paz, consigue ser una canción simplemente maravillosa, de las que emociona. Es un lujo tenerla en el festival.



sábado, 18 de abril de 2009

Portugal


De sobra es conocido que Valencia es la comunidad de las grandes voces, pero últimamente, tras escuchar una y otra vez la canción con la que Portugal se presenta este año al festival (cuánto más la oyes más te atrapa), a menudo me pregunto yo: ¿cuantas grandes cantantes con grandes voces hay en el país vecino? Parece que tras el éxito del año pasado (sin duda Vania fue algo así como la ganadora moral del festival con ese baladón de vellos de punta) han decidido repetir fórmula, aunque con matices diferentes, eso sí.
Los lusitanos estarán muy bien representados por Flor de Lis, que interpretarán una original canción que a me trae aires brasileños llamada "Todas as ruas do amor". A mi personalmente me encanta los sonidos tradicionales en el festival, creo que debería ser una constante en un certamen de canciones internacional. Así, Flor de Lis recuperará este año ese sonido tradicional portugués que tanto nos gusta a muchos. Un grupo que transmite buen rollo desde el primer segundo y cuya vocalista, Daniela Varela, demuestra tener una gran voz y desenvolverse muy bien en el directo. Un canción en la que el sentimiento y la letra poética (dice cosas como “El viento besa el mar y la luna que soy/ un sol en nieve descubierta en todas las calles del amor/ usted será el mío y seré el suyo”) conviven con el ritmo, los sonidos y el sabor del país al que representa.


En la preselección nacional la canción fue la gran favorita del jurado y la segunda más votada por el televoto. La gran favorita, sin embargo, era la afamada Luciana Abreu quien recibió la máxima puntuación del televoto pero que el jurado relegó al cuarto puesto. También era una gran opción, pero estoy seguro de que los chicos de Flor de Lis nos envolverán en una atmósfera especial. Espero que pasen a la final, son unos dignos sucesores de Vania Fernandes.

jueves, 16 de abril de 2009

Francia


Después de revisar los que a priori serían los grandes favoritos para hacerse con el codiciado triunfo en el próximo festival (esto me hace recordar, por cierto, que aún no sabemos nada del trofeo de este año), repasaré algunos otros temas que aunque no lideren ninguna de las apuestas, creo que merecen especial atención. Bien porque puedan dar alguna que otra sorpresa, bien porque puedan ser una de las mejores actuaciones de la noche o bien por la indudable calidad de alguna de las canciones.

Hoy me gustaría hablar de uno de los países que parece que se “han puesto las pilas” este año. Como el resto de países del cuestionado Big Four (ya comentamos la representación de Reino Unido), y tras los desastrosos resultados obtenidos en los últimos años, Francia también ha querido impulsar de alguna manera su participación en el festival y pretende no pasar desapercibido este año. Y lo hace siendo fiel a su estilo, dentro de sus “estereotipos”, con una balada al más puro estilo francés. Pero ¡qué balada! France Television ha decidido que sea la gran Patricia Kaas quien los represente. Una artista con una dilatada carrera de más de 20 años en el mundo de la música y mas de 16 millones de discos vendidos. Estamos pues ante una de las artistas más carismáticas de esta edición y una de las más grandes de la escena musical europea. Y es que gracias a su personalidad y a su voz única, Kaas se ha convertido en una de las cantantes más populares y arraigadas de la cultura francesa fuera de sus fronteras. Participará en el festival con la canción “Et s'il fallait le faire” (de su disco Kabaret), una de las grandes baladas que se han presentado en el festival, y que según los expertos será una de las favoritas del jurado europeo. Sólo queda que el público la apoye. Una canción de la que muchos han dicho que no es para bailar pero que es para escucharla una y otra vez, ya que despierta los más bellos sentimientos de lo humano...

Declara que para ella participar en Eurovisión es una experiencia única. Es el concurso más grande del mundo, y está orgullosa de cantar en Moscú para defender a Francia. Le gustan los desafíos, dice. “Eurovisión es un concurso maravilloso, un espectáculo increíble al que acuden artistas de gran talento. Lo veo como un momento único para descubrir culturas diferentes en las canciones de todos mis vecinos europeos.” Afirma que no sabe si ganará, pero que quedará en un buen top seguro, porque su canción es universal y no tiene miedo al fracaso, después de 20 años de trabajo nada se puede estropear en una sola noche. No tiene miedo, pues, solo quiere cantar, porque cantar es su pasión. Define su canción como una canción de amor, con mucha fuerza, cuyo mensaje es que lo tenemos que hacer todo por amor, intentarlo todo para retener a la persona que queremos. Sabemos por ella misma que cantará sola, de cara al micrófono. Cree mucho en la canción y en el feeling que se establece con el público, por lo que no necesita ningún artificio. Y a juzgar por el video, es completamente cierto, a esta mujer no le hace falta nada más que su voz, su mirada, su sentimiento y esa sensibilidad para conectar, más allá de la pantalla, con los sentimientos más profundos.



Ésta es la páginal oficil de la candidatura francesa, con la canción traducida a varios idiomas (le resto un punto por no traducirla al castellano jeje)

www.patriciakaas.net/eurovision2009/

martes, 14 de abril de 2009

Primavera que no llega

El día se había vuelto desapacible. Así, de pronto. Apareció un fuerte viento que tiñó el hasta entonces azul radiante de gris plomizo. Después de todo, las predicciones no siempre se equivocaban. Él recogió la ropa tendida y guardó el bañador de nuevo en el baúl. “Primavera que no llega”, pensó, como aquella canción… La buscó en su reproductor y la cantó con todas sus ganas recorriendo la habitación. Una y otra vez. Y otra. De pronto se encontró frente al espejo y se quedó mirando atentamente su reflejo. La canción seguía sonando pero él ya no la oía. “Primavera que no llega” dijo con voz hablada mientras el cantante lo repetía en su estribillo. Entonces tuvo la sensación de que algo más no llegaba. No era en realidad el buen tiempo lo que llevaba esperando tanto tiempo. Caminó despacio hasta el teléfono, descolgó y marcó rápidamente, de forma casi automática, creía haber olvidado el número pero...
- ¿Diga?
- Soy yo- dijo él.
- Te estaba esperando.

miércoles, 1 de abril de 2009

Los Rivales de Soraya

A mes y medio de la esperadísima final de Eurovisión en Moscú, los seguidores del certamen (que no son pocos, ya que cada año es seguido por más de 100 millones de espectadores en toda Europa) ya tienen preparadas sus apuestas para pronosticar quién será el/la ganador/a de esta edición. A priori, son seis los países que encabezan todas las listas de favoritos para hacerse con el triunfo.

Y son muchos, por cierto, los que apuntan a la representante española, Soraya Arnelas, como una de las favoritas, a pesar de que entre las webs de apostantes (algunas de ellas con bastante buen ojo en años anteriores) sitúan a la diva extremeña en el décimo puesto.

A continuación, para aquellos que aún no hayáis escuchado nada del festival, resumo algunos de los países que lideran todas las encuestas y que serán un serio problema para que Soraya consiga el ansiado triunfo para España, justo cuando se cumplen cuarenta años de nuestra última victoria con el mítico “Vivo cantando” de Salomé:

NORUEGA – Alexander Rybak

Alexander Rybak, un joven de 22 años, autor, compositor e intérprete de la canción "Fairytale" (en español, “Cuento de Hadas”), es el auténtico favorito para ganar la próxima edición de Eurovisión. Es guapo, tiene una sonrisa irresistible y se come a la cámara. Además, este joven violinista nació en la antigua URSS, con lo que podemos decir que “jugará en casa”. Aparece en todas las quinielas y rankings gracias a una preciosa y pegadiza canción pop con marcadas pinceladas de la música tradicional noruega, toda una mezcla de tradición y modernidad muy del gusto del festival. Estoy seguro de que se meterá en el bolsillo al público y al jurado, por partes iguales. Eso sí, antes tendrá que pasar de la segunda semifinal.



ISLANDIA – Jóhanna Guðrún

“Is it true?” es el título de la propuesta islandesa, un país que nunca ha ganado el festival y que lo intenta con ganas desde hace tiempo. El hecho de que sea una balada le permitirá reunir los votos de quienes siempre apuestan por este tipo de canciones, pero también juega con el hándicap de que para muchos hay demasiadas este año. Canción preciosa, que nos recuerda por momentos a los grandes éxitos de Celine Dios, todos coinciden en que la "excelente voz" de Jóhanna (una de las más jóvenes de este año) es una de las principales bazas de la candidatura islandesa.



TURQUÍA – Hadise

"De todas las canciones que he escuchado sólo temo a la turca" dijo Soraya nada más enterarse de que iba a Moscú. Hadise ha conseguido colarse entre las favoritas con la canción "Dum Tek Tek", una canción con mucho ritmo y bastante pegadiza que esperamos que Hadise defienda con toda su fuerza, aunque muchos aseguran, no sin razón, que es demasiado similar a lo que acostumbra llevar Turquía a Eurovisión y ya le dio la victoria en el 2003.



GRECIA – Sakis Rouvas

Una carrera musical de casi veinte años, imagen publicitaria de primeras marcas, exitoso presentador de televisión (presentó el mismo festival en el 2005), auténtico sex symbol en muchos países europeos, portada de las revistas más prestigiosas y uno de los cantantes más conocidos de este país. Sakis Rouvas se presenta por segunda ocasión a Eurovisión, después de que en 2004 quedara tercero. Me da la sensación de que viene a quitarse esa “espinita clavada” y que hará todo lo que esté en su mano para llevarse el premio a casa en esta ocasión.
Por lo pronto, su tema "This is our night" vuelve a ser uno de los favoritos de este festival. La televisión griega se encargó de decidir en verano de 2008 que Rouvas sería su representante, mientras que el público eligió la canción que interpretaría en Moscú entre tres propuestas. Un sistema de elección bastante común este año. Como primer asalto tendrá que medir fuerzas con Noruega en la segunda semifinal.



FINLANDIA – Waldo’s People

Finlandia siempre lleva propuestas “diferentes”, e incluso lograron que por primera vez ganará el festival una canción Heavey. Aunque algunos la acusan de ser un tema bastante "simple" o demasiado comercial, lo cierto es que es una canción que se queda a la primera y su pegadizo estribillo ha logrado que "Lose Control" se convierta en la preferida de muchos. La canción está interpretada por una popular banda de música electrónica que lleva más de diez años en el mercado musical finés.



REINO UNIDO – Jade Ewen

Tras el "fracaso" de Reino Unido en las últimas ediciones de Eurovisión (siguiendo la suerte de los demás países del Big Four como Alemania y España), la BBC organizó recientemente un ambicioso programa para elegir a su representante en Moscú llamado "Tu país te necesita" (ojito al nombre jeje). De esta especie de "Factor X" salió elegida la cantante Jade Ewen, que acudirá a Rusia con la balada "My time", compuesta por Andrew Lloyd Webber (compositor de los más famosos musicales como "El fantasma de la ópera", "Evita", etc. y con un Oscar en su haber). Las malas lenguas dicen que el mismo Lloyd Webber está deseando a que le inviten formalmente a tocar el piano en Moscú. Jade tiene una voz prodigiosa y es una canción que gusta a todo el mundo. Quizá es “demasiado de musical”, con un toque Disney, pero contará con el favor del jurado seguro. Y ojito a su actuación, porque puede ser la sorpresa de la noche.



Por supuesto hay muchas más propuestas también interesantes, que también pueden dar alguna que otra sorpresa y personalmente tengo otras favoritas que sumaría a esta lista, pero de eso ya nos ocuparemos otro día.


miércoles, 25 de marzo de 2009

Nominadas


Gran espejo del servicio de señoras. Reflejadas en él todas las puertas abiertas de los retretes vacíos. La cara de Leonor aparece desde abajo, inspirando fuertemente y mirando su reflejo. Se mira fijamente. Es una mujer de unos 60 años, delgada, muy maquillada.
Se abre la puerta, por la que se cuela, además de el sonido de la entrega de premios celebrada en el salón de actos, Sol, una joven atractiva. Vemos por el espejo, como se coloca tras Leonor.
Leonor viste una túnica de amplias mangas de color fucsia y luce su alborotada melena rubia. Sol, mucho mas sobria, con vestido negro largo, ajustado, y el pelo recogido, tirante. Ambas se miran unos minutos, hasta que por fin se rompe el silencio y con él, la tensión creada.


SOL: ¿Preparándote para tu gran momento?
LEONOR: Oh, no tengo tan claro que vaya a ser mi momento, la competencia en dura (la mira de arriba a abajo). Por cierto, no he tenido la oportunidad de felicitarte por tu nominación, espero que no sea demasiado tarde. ¡Oh, qué orgullo estar nominada con gente tan joven y con tanto talento! Te mereces el premio tanto o más que yo, eres una actriz estupenda.
SOL: Muchas gracias. Apuesto a que ni siquiera has visto la película.
LEONOR: (Incómoda) Pues… no, no la he visto, no suelo ir mucho al cine, pero sólo hay que leer las críticas, te ponen por las nubes, están todos encantados contigo. Eres la actriz del momento. No me extrañaría nada que el premio fuera tuyo, eres tan joven, y estás tan guapa…
SOL: Bueno, no es un concurso de belleza.
LEONOR: No quería decir eso…
SOL: Ya… sé lo que querías decir. Yo sí he visto tu película y el premio será para ti. Te lo mereces. Por este trabajo y por tus 30 años de carrera.
LEONOR: Llevo toda mi vida dedicada a esto, pero quien sabe si ha sido un buen trabajo.
SOL: No seas modesta, este último papel te viene que ni pintado.
LEONOR: ¿Tratas de decirme algo?
SOL: No lo tomes a mal, pero nadie mejor que tú podía reflejar las luces y las sombras de una gran diva en sus últimos años.
LEONOR: Espero, querida, que estés elogiando mi interpretación y no haciendo absurdos paralelismos con mi vida, no te lo permitiría.
SOL: Sólo estoy diciendo que te admiro como actriz.
LEONOR: Ya, pero no como persona.
SOL: Bueno, quizá no es culpa tuya, sólo que le has dedicado más tiempo a una cosa que a la otra. Como actriz te mereces el premio de esta noche, como persona…
LEONOR: ¿Cómo persona qué? ¡Qué sabes tú de mi vida! No tienes ni idea de lo que han sido estos 30 años. No los cambiaría por nada, pero te aseguro que no han sido fáciles.
SOL: Esto no es fácil para nadie.
LEONOR: Ahora para vosotros todo es mucho más fácil. A algunas sólo les hace falta ser una chica mona y hacer de puta, de drogadicta o enseñar el coño en una película para meterte a la crítica, a los productores y a la profesión en el bolsillo. Yo llevo toda la vida luchando para estar donde estoy. Siempre he sido demasiado delgada, demasiado alta o ha habido alguien mucho más guapa que yo. El talento era lo de menos. Durante años tuve que conformarme con ser la eterna secundaria. Así pasaron los años, hasta que alguien decidió que era demasiado mayor para el cine. La gente no va al cine para ver arrugas. El teatro y la televisión me dieron entonces de comer, pero tuve que aguantar las críticas de la prensa y de los compañeros. Con esta película siento como si el cine hubiera saldado su cuenta pendiente conmigo. Y aunque sea, como tú has dices, como una “antigua dama del escenario”, sinceramente, querida, creo que lo merezco. No soy tonta, sé que los premios que me dan ahora reconocen reconocen estos 30 años de carrera. Y no me importa. Sólo hay una cosa que no toleraría: que me lo dieran por lástima. Y sé que no es así, me lo merezco. A mi edad la modestia es sólo un disfraz de la autocompasión, así que tengo claro que merezco, por una vez en la vida, ser la verdadera protagonista.

Leonor saca de su bolso un paquete de tabaco y enciende un cigarrillo.

SOL: ¡Qué emotivo! Este debería ser tu discurso cuando recojas el premio. Aunque todo el mundo sabrá que te dejas algunas cosas en el tintero y que no siempre has sido tu la mártir.
LEONOR: (Absorta en el humo del cigarrillo) Tienes razón, el trabajo no lo es todo y mientras luchaba por salvar mi carrera el barco de mi vida se iba a la deriva, pero no se puede luchar por lo que quieres sin sacrificar algunas cosas.
SOL: Qué lástima que sacrificaras lo más importante.
LEONOR: Quizá no haya sido ni una esposa ni una madre ejemplar, pero sólo intenté hacer lo mejor.
SOL: ¿Lo mejor para quien?
LEONOR: ¡Nadie tiene derecho a juzgarme! Y menos tú…
SOL: ¿Por qué no? ¿Porque lo he tenido todo tan fácil, según tú? Tú tampoco tienes ni idea. Desde abajo las cosas no son sencillas, ¿sabes? Hoy abrirse camino en esta profesión es una lucha constante. Cientos de castings en los que tienes que dar una imagen perfecta y donde todos son más guapos, están más preparados y tienen más experiencia que tú. Siempre pensando en la báscula porque en las agencias te dicen que las gorditas no trabajan y tan preocupada por tu pelo, tu ropa y tu cutis que a veces se te olvida por lo que estás luchando realmente. A mí me ha llegado una oportunidad y sólo he hecho lo que cualquiera en mi lugar: aprovecharla. Estoy muy agradecida por ello, pero no le debo nada a nadie y nadie me ha regalado nada. No me han hecho falta 30 años para estar esta noche aquí, pero no dudes ni por un momento que yo también merezco estar aquí.
LEONOR: No lo dudes, cariño, la mejor admiradora de una actriz es siempre una misma. Con los años también descubrirás que eres tu mejor representante.
SOL: A veces hablas como tus personajes.
LEONOR: Todos los personajes llevan parte de ti, y de todos te llevas algo… Hay cosas que no te enseñan en las escuelas, cielo. Se aprende de los errores, aunque algunos pueden evitarse. Pese a todo somos unas privilegiadas… y no sólo lo somos, también debemos parecerlo (Ríe mientras rebusca en su bolso, acercándose al espejo) ¿Dónde coño está la barra de labios? (La saca y se retoca la pintura).
SOL: Siempre perfecta…
LEONOR: A cierta edad ya no puedes estar perfecta, sólo debes intentar estar digna. Tú, en cambio, estás… radiante.
(Guardando las pinturas en el bolso y caminando hacia la puerta) Deberíamos volver, el siguiente es nuestro premio y si no estamos en nuestros asientos van a pensar que nos estamos matando la una a la otra (Ríe).
SOL: (Con intención) ¿No es lo hemos hecho?

Silencio incómodo mientras las dos se miran. Leonor abre la puerta y llega el sonido de la entrega de premios. Nombran a las nominadas como mejor actriz, entre ellas Leonor y Sol- Segundos de silencio. Leonor cierra los ojos. Sol la mira.
“El premio es para… ¡Leonor del Valle!” anuncia uno de los presentadores. Ambas se miran de nuevo, se les saltan las lágrimas. Leonor respira hondo y camina altiva. Sol se queda en el baño mirando la puerta.

SOL: Felicidades, mamá.